SEGURIDAD e HIGIENE

Pictogramas para etiquetar los Productos Químicos

Los pictogramas para etiquetar los productos químicos han cambiado. Ayude a prevenir lesiones y enfermedades en el puesto de trabajo aprendiendo más sobre los pictogramas.

 

Los productos químicos se utilizan cada día en el trabajo y no solo en fábricas sino también en obras de construcción u oficinas, como por ejemplo en productos
de limpieza, pinturas, etc. La regulación establecida por la Unión Europea en 2009 sobre clasificación, etiquetado y envasado (CLP) introduce nuevos
pictogramas de advertencia. Los pictogramas con forma de rombo indican la naturaleza del peligro o peligros asociados a la utilización de sustancias o
mezclas peligrosas. En las etiquetas, los pictogramas van acompañados de palabras de advertencia (atención, peligro), indicaciones de peligro (frases H) y consejos de
prudencia (frases P), así como de información sobre el producto y el proveedor.

Pictogramas de Peligros por productos Quimicos
Pictogramas de peligros por productos qu
Documento Adobe Acrobat 350.1 KB

Los riesgos psicosociales perjudican la salud de los trabajadores y trabajadoras, causando estrés y a largo plazo enfermedades cardiovasculares, respiratorias, inmunitarias, gastrointestinales, dermatológicas, endocrinológicas, musculoesqueléticas y mentales. Son consecuencia de unas malas condiciones de trabajo, concretamente de una deficiente organización del trabajo.

El estrés, el acoso y el malestar físico y psíquico que sufren muchos trabajadores y trabajadoras son resultado de una mala organización del trabajo y no de un problema individual, de personalidad o que responda a circunstancias personales o familiares.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales considera que la organización del trabajo forma parte de las condiciones de trabajo que influyen en la salud y seguridad de los y las trabajadoras, entre otros mecanismos a través de la exposición nociva a los riesgos psicosociales. Por ello, las características de la organización del trabajo deben ser evaluadas, controladas y modificadas si generan riesgos.

La evaluación de riesgos psicosociales debe realizarse utilizando métodos que apunten al origen de los problemas (principio de prevención en el origen), es decir, a las características de la organización del trabajo - y no a las características de las personas.

Para la evaluación de los riesgos psicosociales existen métodos avalados por estudios científicos y no debe aceptarse cualquier método. Los y las trabajadoras, y sus representantes, tienen derecho a exigir la proteccion de su salud y para ello a participar propositivamente en todas las etapas de la prevención de riesgos laborales - también en relación a la prevención de riesgos psicosociales. 

Los daños a la salud por riesgos psicosociales no son un problema individual y ha de hacerse prevención para todos y todas.

Cuáles son los riesgos psicosociales

Son características nocivas de la organización del trabajo, que podemos identificar a través de cuatro dimensiones:

1. exceso de exigencias psicológicas: cuando hay que trabajar rápido o de forma irregular, cuando el trabajo requiere que escondamos los sentimientos, callarse la opinión, tomar decisiones difíciles y de forma rápida;

2. falta de influencia y de desarrollo: cuando no tenemos margen de autonomía en la forma de realizar nuestras tareas, cuando el trabajo no da posibilidades para aplicar nuestras habilidades y conocimientos o carece de sentido para nosotros, cuando no podemos adaptar el horario a las necesidades familiares, o no podemos decidir cuándo se hace un descanso;

3. falta de apoyo y de calidad de liderazgo: cuando hay que trabajar aislado, sin apoyo de los superiores o compañeros y compañeras en la realización del trabajo, con las tareas mal definidas o sin la información adecuada y a tiempo;

4. escasas compensaciones: cuando se falta al respeto, se provoca la inseguridad contractual, se dan cambios de puesto o servicio contra nuestra voluntad, se da un trato injusto, o no se reconoce el trabajo, el salario es muy bajo, etc.

5. la doble presencia: el trabajo doméstico y familiar supone exigencias cotidianas que deben asumirse de forma simultánea a las del trabajo remunerado. La organización del trabajo en la empresa puede impedir la compatibilización de ambos trabajos, a pesar de disponer de herramientas y normativa para la conciliación de la vida laboral y familiar. Las mujeres siguen realizando y responsabilizándose del trabajo doméstico y familiar, por lo que la doble presencia es más prevalente entre el colectivo de mujeres.

Ley de Prevención de Riesgos Laborales
Ley de Prevencion de Riesgos Laborales 2
Documento Adobe Acrobat 149.5 KB
BOE Normas de seguridad de Contenedores
Ministerio de Industria
BOE Ministerio Industria - Seguridad Con
Documento Adobe Acrobat 297.8 KB
BOE Reglamento de Mercancías Peligrosas
Real Decreto Ley
BOE Reglamento Mercancias Peligrosas.pdf
Documento Adobe Acrobat 305.7 KB

Fichas Prácticas

Notas Prácticas

Carteles

Enlaces

ENCICLOPEDIA DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO

ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL TRABAJO

 

 

 

BASE DE DATOS ESPAÑOLA DE COMPOSICION DE ALIMENTOS

MINISTERIO DE SANIDAD Y POLITICA SOCIAL

 

Hoja Afiliación Sindical

e-mail

Comiteopcsa@gmail.com